12/9/14

Microcuento #1



La caracol no sabía si era caracola, no quería tener un nombre masculino para los días que arrastraba en femenino. Pero ella no era una caracola, era un caracol; por lo que maldijo las limitaciones del lenguaje y continuó su camino.


de pájaros y árboles.

4 comentarios:

  1. Muy bueno! igual que el poema de Benedeti :) espero estes bien
    besos

    ResponderEliminar
  2. Pobrecita! :)

    De todas formas yo creo que el caracol tiene más suerte porque tiene una casita jeje

    xoxo

    rose

    ResponderEliminar